La implementación de círculos de tambores, permite vivir una experiencia de  alta frecuencia en donde se potencia la integración y colaboración.

Mediante el aprendizaje de ritmos los participantes  identifican emociones y aumentan su energía; encontrar una armonía en la sintonía de tocar con sus compañeros de trabajo permite identificar, que el trabajo colaborativo logra resultados satisfactorios.

 

¿Te gustaría vivir una nueva experiencia donde aprenderás a identificar y potenciar tus habilidades a  través del ritmo y dinámicas vivenciales?